Historia
Nuestro comienzo...

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

La presente política de cookies tiene por finalidad informarle de manera clara y precisa sobre las cookies que se utilizan en la página web del Grupo Assia.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visita envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre su visita, como su idioma preferido y otras opciones, con el fin de facilitar su próxima visita y hacer que el sitio le resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante y contribuyen a tener una mejor experiencia de navegación para el usuario.

Tipos de cookies

Según quién sea la entidad que gestione el dominio desde dónde se envían las cookies y se traten los datos que se obtengan, se pueden distinguir dos tipos: cookies propias y cookies de terceros.

Existe también una segunda clasificación según el plazo de tiempo que permanecen almacenadas en el navegador del cliente, pudiendo tratarse de cookies de sesión o cookies persistentes.

Por último, existe otra clasificación con cinco tipos de cookies según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos: cookies técnicas, cookies de personalización, cookies de análisis, cookies publicitarias y cookies de publicidad comportamental.

Para más información a este respecto puede consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos.

Cookies utilizadas en la web

A continuación se identifican las cookies que están siendo utilizadas en este portal así como su tipología y función:

La página web del Grupo Assia utiliza Google Analytics, un servicio de analítica web desarrollada por Google, que permite la medición y análisis de la navegación en las páginas web. En su navegador podrá observar cookies de este servicio. Según la tipología anterior se trata de cookies propias, de sesión y de análisis.

A través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza y la ciudad a la que está asignada su dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.

Para garantizar el anonimato, Google convertirá su información en anónima truncando la dirección IP antes de almacenarla, de forma que Google Analytics no se usa para localizar o recabar información personal identificable de los visitantes del sitio. Google solo podrá enviar la información recabada por Google Analytics a terceros cuanto esté legalmente obligado a ello. Con arreglo a las condiciones de prestación del servicio de Google Analytics, Google no asociará su dirección IP a ningún otro dato conservado por Google.

Otra de las cookies que se descargan es una cookie de tipo técnico denominada JSESSIONID. Esta cookie permite almacenar un identificador único por sesión a través del que es posible vincular datos necesarios para posibilitar la navegación en curso.

Por último, se descarga una cookie denominada show_cookies, propia, de tipo técnico y de sesión. Gestiona el consentimiento del usuario para el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte superior de la página al respecto.

Aceptación de la política de cookies

Pulsando el botón Acepto se asume que usted acepta el uso de cookies.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies del Grupo Assoa o cualquier otra página web utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de "Ayuda" le mostrará cómo hacerlo.

1991-1994

Entre aproximadamente, 1991 y 1994, Fran Álvarez y José Fermín por un lado y Luismi Fernández y Javi Rubio por otro se están buscando y no lo saben.

Quizás ya se conozcan vagamente, y seguramente ya han oído hablar unos de los otros (este es un gremio en el que los músicos buenos, o que apuntan a buenos, difícilmente pasan desapercibidos), pero todavía no saben que todos ellos tienen un mismo horizonte, una expectativa común. 

 En el Jazz de la formación eventual, en los "praos", en la mili o terminando de estudia, por separado y sin saber unos de los otros, todos están mirando al mismo sitio: ¿orquesta, grupo, música de baile...?...Sí, pero con otro concepto.

1994

El huevo se está incubando. Fran es el aglutinante. José conceptúa el proyecto en su dimensión financiera. Van llegando Javi con su desarrollada visión de lo que puede ser un teclado y Luismi (el mas remolón, quizás por tener en ese momento la situación profesional más arraigada) con su carisma y su (nunca te dejare indiferente) voz.

Aparecen Suso Díaz y Luis Geovanni. ¿Cierta cobertura que aseguré el trabajo...?: Manolo Asturcón. ¿El empuje...?: Todos.

¿La base del tinglado...?: Trabajo en el local, trabajo en el local y más trabajo en el local... y sobre todo, sinceridad musical. ¿Algo prohibido...?. Grabar una sola nota para el directo.

1995

La eclosión. El grupo arranca. Todo es alternativo. La formación es atípica: cuarteto con percusionista más voz; inédito en Asturias y probablemente en toda la España de esa época, a excepción de Madrid y Barcelona.

El repertorio roza los límites de lo "comercialmente correcto" con propuestas de tanta calidad como riesgo. La puesta en escena, huidiza de los recursos fáciles. El sonido, muy cuidado, a pesar de que el primer equipo está poco dimensionado y se las ve y se las desea para torear los difíciles territorios del Norte.

Aún así sale airoso gracias a dos elecciones de alta calidad: el excelente técnico Jorge Ortolá y el tándem tecnológico Crow-Electro Voice.


1997

El polluelo pare sobrevivir. El grupo esta tirando para adelante. Todavía un cambio inesperado: Suso deja su lugar a Manuel Ibias por problemas de salud. Un excelente músico/persona llega.

La vida es así. La formación sigue avanzando. Todavía una revisión: "Quizás se nos esté escapando el repertorio por demasiado poco comercial...". Viraje. Otro cambio: Se va Jorge, por circunstancias profesionales y le sustituye Ovidio Morán.

Un año más tarde se hará cargo del sonido Antonio de Benito. Ocupándose de una iluminación que empieza a llamar la atención por su plástica sigue Alberto Palomares. Mas tarde se incorporará Guillermo G. Laiz al cañón del seguimiento. El equipo técnico está consolidado.

1999

La gente cree en Assia y el proyecto sigue ganando envergadura, y esto da lugar a un nuevo problema. La única manera de controlar de verdad la puesta en escena es tener un escenario propio y a media.

Bien, pues adelante. La solución técnica ideal es un camión escenario. Una de las piezas claves, un conductor, ya forma parte del equipo. Con una alta cualificación José Braña del difícil gobierno de la nave. Se sopesa el proyecto y el alcance de la inversión y, por tanto, el esfuerzo que supone y se materializa el primer escenario móvil de la Región.

Es concebido y realizado íntegramente en el corazón de Asturias (Argüelles) gracias a la entrada en escena de una empresa que se involucra en el proyecto con una ilusión inusual: COCAR. Para ellos también es el primero y lo hacen a conciencia. La robustez y el acabado de la plataforma son excepcionales. En un giro del destino un infortunado incidente demostrará que es aún mucho más solido de lo que parecía.

2000-2008

De nuevo cambios: Geovanni y Manolín, quieren descansar de la vorágine del directo y dejan su lugar a Janoy Casanova y Victor Gutiérrez respectivamente. Estos encajan en Assia como un guante, tanto en el universo musical como en el personal. Hay química y se nota en las actuaciones. El escenario móvil cumple las expectativas. Un público heterogéneo empieza a percibir y a valorar la energía del grupo.

El poder de convocatoria aumenta. El pájaro vuela, evoluciona firme y alto. Y en su evolución sigue, como todo ser en desarrollo, transformándose: en 2004 Antonio de Benito (Toni) decide involucrase al 100% en su proyecto empresarial de sonido para cine (www.sonidodecine.com) dejando de nuevo el sonido de Assia en manos de Jorge Ortolá.

En 2006 Fran deja el directo definitivamente, fiel a un cambio vital que le viene pidiendo paso desde algún tiempo. En 2008 Janoy decide marcharse a Florida con su hermano para vivir de cerca los cambios que se empiezan a olfatear en la Cuba que parece avecinarse.

Les sustituyen respectivamente Carlos Laiz, solvencia absoluta a los mandos de un bajo y Yuniel Guerral, con toda la energía que sólo podría tener un hijo de Geovanni....Sí, el espíritu de Geovanni retorna a Assia a través de su propio hijo, ya se sabe la vida, la historia, se mueven en círculos...

2013

De nuevo más cambios. Victor nos deja para iniciar nuevos proyectos, le sustituye Pablo Somoza, el que confiesa estar disfrutando y aprendiendo cada día.

2015 - 20 Aniversario

No tenemos suficiente espacio para agradecer a los fans que han apoyado a Assia desde los inicios. Sin vosotros, nada de esto habría sido posible. Durante la pasada década y media hemos sido capaces de crear la música que siempre habíamos querido oír y compartirla con vosotros. Dicho eso, quizá nos veáis en algún festival u otro en los próximos años… Si nos lo piden, ¡iremos! Mientras tanto, por favor, echadle un vistazo a las fechas de la última gira. ¡nos vemos ahí

2017

Temporada 23....otro reto, una más, tan importante como  las demás pero para nosotros otro desafió, todo componente del grupo tiene una importancia enorme y cuando alguien decide abandonar por el motivo que sea, deja un gran vacío porque somos una formación que en tantos años apenas sufrimos cambios. Damos las gracias en este caso a nuestro querido Pablo Somoza, por tantas y tantas horas de trabajo hecho de manera excepcional y sobre todo por ser como es... un hermano más para la familia assiatica, dejando huella como músico y amigo.

Aún así el destino nos vuelve asonreír y llega al grupo Iván Rodríguez un multi instrumentista con una voz impresionante que no os dejara indiferente, un músico con una experiencia y un curriculum impresionante y que creemos os va a enamorar con su talento, Iván....maestro...bienvenido.

Temporada llena de cambios, tanto musicales, como de infraestructura y montaje para el directo, llena de ilusión y con las mismas ganas del primer día, fieles a lo nuestro que es la música sin adictivos ni espectáculos añadidos y siempre pensando en ese abanico enorme de público que nos vais a ver, siempre anteponiendo la música a todo y no dejando de pelear en estos tiempos tan extraños para nuestra querida música que es como estamos viendo tristemente esta pasando a un segundo plano en las verbenas donde prima el efecto óptico y el espectáculo sin importar la calidad.

Tenemos ganas y fuerzas de sobra para seguir intentando que vosotros y la música seáis los protagonistas...